Mi GranDiosa historia…

Retorna a tu verdadera naturaleza, al patron original con el que fuiste creado

Yoli_Washington

Mi GranDiosa historia…

Antes de convertirnos en materia y de encarnar en un cuerpo físico, ya hemos elegido nuestra llegada a este mundo, los aprendizajes que queremos vivir y los sueños que queremos materializar. En mi caso, elegí a Rafael y a Isabel (mis padres) como los portales de entrada a este plano terrestre.

A los siete años de edad empecé a conectar con mi ser interior y a descubrir una fuerza muy poderosa, un potencial mágico a través del cual entendí que tenía el poder de transformar y de solucionar todos los desafíos que se me presentaban, desde los retos escolares hasta las exigencias del negocio familiar.

Recuerdo que uno de los primeros encuentros con esa fuerza innata, fue la manifestación de un deseo a través de la luz de una vela. En casa, usualmente la prendían para pedir o agradecer, pero yo le había encontrado un uso diferente, cada noche contemplaba la luz y visualizaba lo que quería vender en el negocio de mis padres, días después comprobaba que este “experimento” funcionaba y que mis deseos fácilmente se materializaban.

Sin duda, mi cerebro y mi corazón ya se sincronizaban para construir realidades basadas en la abundancia, así que mientras otros niños jugaban, yo aprovechaba mis tiempos libres para enfocarme en nuevos objetivos. Desconocía que estuviera meditando, pero ya lo hacía, y desde esta práctica milenaria empecé a despertar mi poder interior y a ser testigo de mis propios milagros.

En ese maravilloso camino de exploración interna, también empecé a comprender los mensajes de mi corazón y conectar con mi Yo intuitivo a explorar y a manifestar los deseos que una niña de mi edad podría desear. Esto se convirtió en algo muy divertido para mi. Allí fue también donde descubrí que solo con un deseo, solo con una manifestación tenía la habilidad de activar el proceso de recuperación de alguien que estuviese enfermo o de alguien que estuviese pasando por algún situación de tipo emocional.

Fue así como decidí ser un canal para hacer posible lo “imposible” y me propuse potenciar los dones que hacían parte de mi esencia: materializar todo lo que deseara pasando al campo de lo invisible a lo visible y creando una nueva realidad no solo para mi sino para todos los que me rodean.

Transformando mi mundo desde el amor infinito

YOLI WASHINGTON

A los 19 años de edad tras el nacimiento de mis tres hijos, dos varones y una preciosa niña, fue de esta manera como la fuente, Dios, el creador o como lo quieras llamar tú, expreso su divinidad a través de mi cuerpo físico y me permitió dar vida a quienes serían el impulso para crear realidades entonces inimaginables.

Años después, mi matrimonio dejo de ser algo amoroso o divertido y debido a la situación de violencia que por ese entonces enfrentaba mi país, empecé a cuestionar la viabilidad de vivir allí y emprendí el reto de abandonar Colombia rumbo a los Estados Unidos.

La aventura hacia lo “desconocido” empezó en Ciudad de Guatemala, continuó en México pasando por varias ciudades y finalmente se materializó en Houston, la ciudad que me acogió hace más de 25 años. Mis comienzos como inmigrante fueron desafiantes no solo porque no contaba con el apoyo de algún conocido sino por la barreras del idioma.

Sin embargo, prevalecía en mi corazón la certeza de que alcanzaría mi meta y así ocurrió. Una familia norteamericana me contrató para cuidar de su más preciado tesoro, Glen, un niño de 13 años en condición de discapacidad.

Sin tener nociones de enfermería o de medicina, asumí la prueba y me propuse hacerlo feliz. Caminamos varios años de la mano, aprendiendo el uno del otro y creando un vínculo indeleble y puro desde el amor. En su sonrisa y en sus ojos entendí que también hay milagros intangibles y que siempre debemos vibrar desde la gratitud constante.

Después de cinco años de convivencia con baby Glen este maravilloso ser trasciende y se unifica con la luz mientras yo estaba visitando a mis hijos en Colombia. Fue un momento de aprendizaje desde el desapego para comprender que la muerte es parte de la vida y que aunque no este su cuerpo físico su esencia es eterna.

Tenía claro que mi propósito era seguir transformando vidas, así que postulé mi casa y obtuve la primera licencia en el cuidado de niños con Autismo. Al poco tiempo y como una recompensa divina, mis hijos llegaron a vivir conmigo y así empezó a construirse una gran familia. Digo gran familia porque en los últimos 25 años, hemos cuidado a más de 500 niños abandonados o rechazados debido a su condición Autística, o sus desordenes mentales. Ha sido un largo camino, pero gracias a esta elección, he podido ejercer la practica de la compasión y del amor. Donde los hospitales, centros psiquiátricos, instituciones gubernamentales solo han visto pacientes “difíciles” yo he visto la manifestación de Dios mismo a través de seres de luz.

Renaciendo desde el amor propio

Aunque desde muy pequeña he tenido una capacidad de resiliencia elevada, reconozco que en los últimos años dos acontecimientos sacudieron mi mundo y me llevaron a transformar mi estilo de vida, a fortalecer mi espíritu y a buscar mecanismos que me conectaran de nuevo con mi fuerza interior.

En el año 2007, después de haber recibido el diagnóstico de artritis reumatoide, una enfermedad que causa dolor y pérdida de la función de las articulaciones, me negué a seguir el “tratamiento” y reemplacé los medicamentos por la sanación ayurveda (Ayur = vida, Veda = ciencia o conocimiento).

Fue así como leyendo a diferentes autores entre ellos Deepak Chopra, cambié mis hábitos alimenticios y empecé a meditar con más frecuencia y disciplina. Gracias a estos cambios, no solo bajé considerablemente de peso sino que empecé a sentirme más sana.

Por otra parte, a raíz de la separación de mi segunda pareja, y en la búsqueda de respuestas a muchas inquietudes espirituales, conocí a Lee Carroll, canalizador de las 12 capas de ADN y a Ximena Duque Valencia, autora del Best Seller “IRB Transforma el miedo en Amor”. Identificada con la filosofía de vida y con las técnicas de realización personal de Ximena, me certifiqué recientemente en Activación de ADN, Sincronización cuántica y Sesiones personalizadas de Equilibrio; herrramientas que no solo han trasformado mi vida, la de mi familia y la de mi entorno sino que ahora están a tu disposición.

Mi propósito es sacar del interior de cada ser humano su verdadera naturaleza. Si deseas ser parte de este propósito contáctame y escribamos juntos los capítulos de tu nueva vida.

Comments: 7

  1. Maria Teresa Cook says:

    Hermosa !!!!me encanta tu Historia que Maestra GranDiosa!! Que dones los que tienes tan especiales!! Gracias por ayudar a esos pequeños que necesitan de tú amor, por poner tu grano de arena para llenar este mundo de amor, por trascender!! Namaste!

    • Yoli says:

      💙💕🧡 Gracias mi bella Maria T por tus palabras amorosas y llenas de cariño.

    • Maria says:

      Que bonita historia maestra Yoli. Me da mucho gusto saber de lo grandioso que es su corazon ayudando a esos niños tan especiales. Tienes un Don bellísimo. Felicitaciones que Dios ilumine tus pasos. Y me dio muchisimo gusto encontrarte tan cerca de mi ciudad.😍🙏🏻❤️😘

  2. Paola leon says:

    😍😍😍 que hermoso!! Graciasssss

  3. Maria says:

    Yoly hermosa historia , es una narración sutil de todas las clases de amor primero a los padres, pareja , hijos y ese gran corazón para amar a los más desprotegidos. Esto solo puede confirmar el gran ser humano que es usted. Y su propósito es muy claro ayudar a los Los demás transformando sus vidas con amor . Mi admiración a usted y un fuerte abrazo 🤗.

    • Yoli says:

      Muchas gracias por tus palabras tan hermosas tomo con amor tu reconocimiento y un abrazo para ti también.

Leave a Reply to Maria Cancel reply